Una dieta para aumentar las nalgas sin cirugía


dieta para aumentar las nalgasHemos hablado en repetidas ocasiones sobre dietas para perder peso, aumentar los glúteos o hábitos alimenticios saludables para conseguir ese cuerpo que todas desean.

Sois muchas las que me preguntáis por una dieta para aumentar las nalgas sin cirugía y sin pasar hambre, así que aquí os dejamos un régimen semanal para que os hagáis una idea generalizada sobre lo que podéis comer sin problemas.

Día 1

  • Desayuno: Café con leche descremada y sacarina. Una pera.
  • Media mañana: Una tostada de pan integral con una loncha de jamón de pavo.
  • Medio día: Ensalada de lechuga o tomate, filete de pavo a la pancha y un yogur descremado.
  • Merienda: Te con sacarina y una tostada de pan integral con queso fresco.
  • Cena: Salteado de champiñones. Yogurt descremado.

Día 2

  • Desayuno: Tazón de cereales con fibra.
  • Media mañana: Una manzana
  • Medio día: Sopa de verduras, pescado hervido y yogurt descremado.
  • Merienda: Una tostada integral con una loncha de jamón de pavo.
  • Cena: Tortilla francesa con dos huevos y una infusión de manzanilla.

Día 3

  • Desayuno: Café con leche descremada, sacarina y una tostada de pan integral con margarina vegetal.
  • Media mañana: Zumo de pomelo.
  • Medio día: Ensalada de lechuga y tomate, filete de ternera a la plancha.
  • Merienda: Rodaja de piña.
  • Cena: Ensalada de verduras variadas y filete de pavo a la plancha.

Día 4

  • Desayuno: Zumo de naranja y tostada de pan integral con mermelada light.
  • Media mañana: Una pera.
  • Medio día: Judías verdes con limón y merluza a la plancha.
  • Merienda: Yogurt descremado e infusión de manzanilla.
  • Cena: Ensalada de lechuga y tomate, sardinas a la plancha.

Día 5

  • Desayuno: Tazón de cereales de fibra.
  • Medio día: Arroz blanco hervido y filete de pollo a la plancha.
  • Merienda: Una manzana asada.
  • Cena: Ensalada de tomate y mozzarella, calamares a plancha y una infusión de poleo.

Día 6

  • Desayuno: Café con leche descremada y sacarina, un zumo de pomelo.
  • Media mañana: Dos mandarinas.
  • Medio día: Sopa de pollo desgrasada, jamoncitos de pollo al horno con limón.
  • Merienda: Dos rebanas de pan integral con queso fresco.
  • Cena: Judías verdes con limón, pescado hervido y un yogurt descremado.

Día 7

  • Desayuno: Te con limón, sacarina y una pera.
  • Medio día: Zumo de naranja y dos lonchas de pavo.
  • Medio día: Ensalada de lechuga, tomate y espárragos, filete de ternera.
  • Merienda: Dos kiwis.
  • Cena: Mero al horno y ensalada de verduras, infusión de poleo.

Consejos:

  • Bebe dos litros de agua al día, estarás hidratada y ayudarás a eliminar toxinas.
  • Si te quedas con hambre siempre puedes tomar un yogurt descremado de postre y hacer las raciones más copiosas, pero mucho cuidado con los aliños y salsas.
  • La dieta es hipocalórica, unas 1500 calorías por día, por tanto alterna una semana de dieta y otra sin ella. Eso sí, la semana que “descanses” evita los hidratos de carbono y controla la ingesta de dulces y grasas.
  • Si algún alimento no es de tu grado intercámbialo por otro que si lo sea, eso sí, siempre tanto en el almuerzo como en la cena es indispensable tu ración de proteínas.